Skip to content

Quítate tú para ponerme yo

24/06/2015

Sigo reflexionando sobre la problemática y coyuntura de los interinos. Concretamente sobre el mérito de los aprobados sin plaza y sus derechos. Si os metéis en sus páginas veréis que defienden un derecho con una falta de respeto profesional ante los que ellos consideran que están ocupando su puesto de trabajo.

Están iniciando una guerra de descalificaciones hacia compañeros. Lo cual demuestra la empatía y capacidad de comprensión que tienen. Dicen que defienden la Escuela Pública. Por eso quieren que estén al frente de ella los mejores profesionales, los que han aprobado las oposiciones. Simplemente con este planteamiento ya demuestran su criterio. Yo soy bueno, tú no sirves. Y dicen que defienden la Escuela Pública.

Pero no os equivoquéis. No quieren una lista rotatoria que se repartan el poco trabajo de los interinos. Critican a los antiguos interinos como tapón. Y ellos aspiran a ser tapón, a asegurar su posición y buscar la comodidad de ser interino pata negra. Y dicen que defienden la escuela pública.

La escuela pública es una escuela diversa e integradora, solidaria, plural, comprensiva, instrumento para superar diferencias. Todos los interinos han entrado por concurso de méritos. TODOS. Un concurso que a veces ha priorizado la titulación y la formación, otras veces solamente la oposición. Criticar a los interinos, es criticar a la institución que dijo que eran válidos para ejercer esa profesión. Todos los interinos tienen una titulación que dice que están preparados para dar clase. Criticar al interino es criticar a esa institución, es decirle a la Universidad que no sirves para nada, que sólo sirve la oposición, la que yo aprobé, por supuesto. Y dicen que defienden la escuela pública.

Lo único que estos compañeros están aportando es demagogia, descalificaciones y egoísmo. “Virtudes” que deberíamos desterrar de nuestro trabajo. Ellos sólo ven su situación, sus circunstancias. Simplemente buscan su beneficio particular. No comprenden términos como solidaridad, empatía, comprensión, unión. Solo comprenden su situación. Son EGOISTAS. Y dicen que defienden la escuela pública.

Seguro que entre ellos hay grandes maestros, y buenos, y normales, y mediocres. Como con los interinos. Como con los funcionarios. Pero según ellos todos son grandes profesores, han aprobado unas oposiciones. Y dicen que defienden la escuela pública. Tengo una cosa clara, independientemente de su calidad educativa aportan unos principios pésimos a algo que ellos no saben lo que es: LA ESCUELA PÚBLICA.

Ramón Amorós   www.facebook.com

DIGNITAT

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: