Skip to content

El engaño de la libertad de elección de centro.

18/11/2015

Una técnica de manipulación para privatizar la enseñanza.


 

De nuevo vuelven con su enfervorecida defensa de la supuesta «libertad de elección de centro». Pero qué significa esto, ¿qué todas las familias pueden elegir en qué centro quieren escolarizar a sus criaturas? Nada más lejos de la realidad. ¿Cuántas y cuáles son las familias que pueden elegir?

Pueden elegir, ¿quiénes tienen una renta limitada? Pueden elegir, ¿quiénes no desean que sus hijas o hijos sean educados en los principios de la religión católica?

¿Es realmente una «libertad de elección de centro» o enmascara otra realidad? Encubiertamente están permitiendo a los centros concertados una mayor libertad para seleccionar a su alumnado dejando que todos los alumnos problemáticos y marginales sean atendidos en la pública.

No necesita nadie la elección de centro, cuando se defiende una educación pública de calidad para todas y todos. Pero claro, a ellos la educación pública les importa bien poco como demostraron cuando gobernaban.

El concierto educativo, lejos de la musicalidad que acompaña al término, chirría a quienes conocen su funcionamiento real: es el regalo anual de dinero público a una empresa privada, en muchas ocasiones órdenes religiosas, para que monte un centro educativo con el que lucrarse (y cuyos beneficios no revierten en el Estado, sino en los dueños de la empresa).

Por unos pocos euros suyos y otros muchos de todos se aseguran que sus hijos no tratarán con quien no puede pagarlo. Si quieren una educación segregada, o con un ideario determinado, que se la paguen íntegramente.

EnganyarEn Finlandia no es necesario elegir nada. Todo el mundo va a la escuela pública porqué es excelente. ¡Ojala aquí tampoco hicese falta elegir nada!

“España es el segundo país de Europa en lo que a colegios concertados y privados se refiere. El 31% de los centros educativos lo son, frente al 3% de Finlandia”.

La base de la calidad de la educación en Finlandia es la búsqueda de la igualdad: “que todos los niños finlandeses tengan las mismas oportunidades y los mismos derechos”. La base del fracaso en España: “La enorme desigualdad, ahora acrecentada  debido a la políticas de recortes de los últimos años”.

La elección de centro educativo o la semilla de la desigualdad

inequality

La educación no es un servicio es un derecho

Por supuesto que no debe faltar la libertad de llevar a los niños a donde a uno le dé la gana, ni privar a esos de padres de la libertad de pagar por la educación de sus hijos lo que estimen oportuno, siempre y cuando todos los ciudadanos tengan garantizada una plaza en un centro público de calidad y gratuito. Sin más. Claro que, si dan prioridad a la educación pública, no queda espacio para el negocio, la maniobra truculenta y el robo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: