Skip to content

El ilegítimo pacto educativo de Marina

20/07/2016

Así no debe hacerse un Pacto Educativo. Y mucho menos desde una visión tan subjetiva como la que se demuestra en el mismo.

El dieciocho de julio se dio a conocer la propuesta final de José Antonio Marina, Carmen Pellicer y Jesús Manso para establecer unos parámetros básicos para un Pacto Educativo. Sí, la fecha curiosa y la publicación del Pacto en una determinada revista educativa que no tiene ningún sesgo ideológico también.

1.- Defensa a ultranza de la incorporación de entidades privadas en el ámbito educativo:

“La escuela pública, por lo tanto, es aquella que tiene fines públicos, y tiene la supervisión del Estado, a quien corresponde la fijación de estándares y la evaluación, pero que puede ser gestionada no solo por la Administración Pública, sino por la iniciativa social.”

Sobre el sistema de conciertos que defiende Marina, con centros absolutamente gratuitos, que no sean empresas lucrativas, que cumplan rigurosamente los mismos criterios de admisión que la escuela de gestión pública, que la concesión de un concierto o su mantenimiento dependa no solo de la demanda de las familias, sino de las aportaciones que su proyecto educativo haga a la mejora del sistema. ¿No es lo anterior la Escuela Pública? ¿Qué sentido tiene un tipo de centros que ofrece, según lo que propone Marina, lo mismo que ya está ofreciendo la Escuela Pública? ¿No sería lógico destinar recursos a mejorar lo público en lugar de destinarlo a organizaciones privadas? Recordemos que la inversión educativa, por mucho que algunos quieran venderlo como gasto, no lo es. Eso sí, lo anterior no obvia a mejorar la gestión de los servicios públicos.

2.- En lugar de proponer que se elimine la religión de los centros educativos propone que se imparta la religión que los padres consideren más adecuada para sus hijos. Es decir, en lugar de eliminar un problema, creamos unos cuantos más. ¿Alguien se imagina que haya un catequista para cada una de las religiones oficiales?

“Para atender a las peticiones de los padres que reclaman que la religión confesional se imparta en la escuela, una posibilidad sería que en el último curso de la ESO la “Historia de las culturas” se dedicara a una religión determina, de las que tienen firmados convenios con el Estado español.”

3.- Defiende la deriva de la autonomía de centro hacia la selección de directores plenipotenciarios con capacidad para elegir a su personal:

“Para lograr la cohesión necesaria en el Claustro, los directores podrían determinar las características de las plazas que resultaran vacantes en su Centro.”

… ya llegó la propuesta final de Marina

papelespactoUna sola persona no puede arrogarse la representación de la sociedad civil para elaborar un libro blanco, que no tiene legitimidad porque no representa a un colectivo, movimiento ciudadano, grupo de profesionales o sector de la comunidad educativa o de la sociedad.

Declaración de Ilegitimidad de la propuesta de pacto educativo de Marina

Anuncios

From → Recortes

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: