Saltar al contenido

Urge una respuesta judicial que ponga fin a esta precariedad

Ya hace tiempo que trabajar para la Administración y tener estabilidad laboral dejaron de ser sinónimo

  • El 28,2% del total de empleados públicos son temporales (3 puntos más que el sector privado).
  • La mitad de los empleados públicos menores de 40 años son temporales.

elpais.com

D3A3F3F9-0C37-4C31-99FD-867688722972

Anuncios

Delitos denunciables que la Administración comete con sus empleados

En los últimos meses el equipo jurídico que soporta la lucha de los denunciantes de corrupción hemos interpuesto varios procedimientos de denuncia (no archivadas, es decir en plena investigación) contra el Estado Español por encontrarnos que en varios procedimientos, sistemáticamente, al instar una cuestión prejudicial dirigida al Tribunal de Justicia de la UE, eran todas rechazadas.

Hemos identificado más de sesenta casos entre febrero de 2015 y marzo de 2017 en los que el Tribunal Supremo español se negó a remitir el caso al Tribunal de Justicia. De acuerdo con la legislación española, no existe ningún recurso judicial contra la decisión del Tribunal Supremo y, por lo tanto, de acuerdo con el artículo 267 TFUE, el tribunal debería haber llevado el caso ante el Tribunal de Justicia de la UE.”

1. Delito prevaricación continuada
2. A sabiendas…
3. Conspiración para vulnerar la ley
4. Tratos degradantes…

puntomagenta.net

03D0A9A8-3C3C-459C-94E5-A9BB17B098F1

Tristeza, rabia y decepción

Escribimos esta carta desde el enfado, la tristeza y la decepción resultantes de las oposiciones a maestros y maestras realizadas hace unos días.

Enfado, por la imagen que se ha transmitido a la sociedad de la mayoría del personal interino al otorgar esas notas vergonzosas a maestras y maestros que durante años nos hemos dejado la piel en nuestros trabajos, que hemos acudido al trabajo hasta el mismo día de esa oposición que a muchos de nosotras y nosotros nos dejarán en el paro en septiembre. Personal interino que aprobaron oposiciones anteriores y a los que les fue muy difícil acceder a la función pública, hecho que las nuevas generaciones han tenido tan accesible gracias a los idiomas.

Enfado por lo subjetivo y opaco que es el proceso. ¿Cómo puede ser que un aspirante consiga una nota altísima en la prueba teórica y una bajísima en el caso práctico o viceversa? En este caso el criterio ortográfico no puede ser el culpable. ¿Cómo puede ser que docentes que llevan años desempeñando su labor en centros con casuísticas similares a las descritas en el caso práctico no lleguen a una puntuación de 2,5 necesaria para mediar? Y aquí se incluyen personas muy formadas, algunas de ellas formadoras del departamento de Educación, felicitadas por equipos directivos, familias, compañeros y compañeras muy competentes, motivadas en su trabajo y que han estado durante meses (y años) preparando esta oposición. Maestras estas, desconcertadas ante su nota, ya que no sabemos el motivo de la misma, si una rúbrica demasiado concreta u otros determinantes que se nos escapan.

Tristeza, porque veo compañeras y compañeros a los que en septiembre les espera el desempleo, cuando llevan años demostrando su trabajo con eficacia y dedicación, algunos incluso habiendo recibido premios a la excelencia por su labor educativa tan solo 15 días antes de la oposición.

Tristeza porque un amplísimo colectivo de mujeres entre 35 y 50 años se van al paro a pesar de su amplia experiencia educativa, formación y reconocimiento social, con cargas económicas y familiares y con unas expectativas laborales muy negativas.

Y decepción, porque compañeros y compañeras de trabajo han puesto ceros a diestro y siniestro en la primera prueba y, sin embargo, notas altísimas en la segunda. ¿Cambio de criterio por la presión social, quizás? Este hecho determina una lista preferente (aprobados sin plaza) tan larga que va a impedir que muchos profesionales que no han superado la primera parte puedan acceder a un puesto de trabajo el próximo curso, a pesar de haber estado en dicha lista preferente desde el año 2009.

Y desde luego, siempre queda espacio para la alegría. Alegría por aquellos y aquellas que han conseguido superar la oposición a pesar de la subjetividad y opacidad de la misma.

Desde la Plataforma de Interinos Docentes de Navarra pedimos que esta situación no se vuelva a repetir, que las rúbricas de corrección sean públicas, con temarios oficiales y con pruebas no eliminatorias.

Pedimos que cambie la Orden Foral que regula las listas de contratación de interinos para que maestros y maestras formados, con experiencia, dedicación y con oposiciones aprobadas no se queden sin trabajo por una nota injusta y no merecida.

Colaboradoras y personal miembro de la Plataforma de Interinos Docentes de Navarra

https://www.noticiasdenavarra.com/2019/08/02/

816C746B-5A50-4559-B9B3-ECD11A0D1CB5

¿Oposiciones como única salida a la precariedad laboral?


1* El elevado número de interinos se debe a que se han convocado muchas menos plazas de las necesarias para ahorrar gastos, durante años y no se han convocado oposiciones en los periodos reglamentarios (los interinos son más baratos y más disponibles para colocar allí donde por las dificultades del puesto, los funcionarios no quieren ir)

2* Las oposiciones son un verdadero chollo para sindicatos, academias y funcionarios.

3* No es renovación lo que se pretende con estas convocatorias, sino poner en la calle a personas que han dedicado toda una vida a cumplir bien y fielmente sus funciones como interinas, con más de 15 años de antigüedad, más de 50 años de edad en su mayoría, con varias oposiciones aprobadas sin plaza e infinidad de cursos profesionales para estar al día en sus funciones. 4

4* Para poder optar a ser interino tienes que cumplir una serie de méritos, demostrar capacidad y todo ello en concurrencia pública.

Los interinos: décadas trabajando en fraude de ley

“Yo voy a llegar hasta el final, y si me tengo que reunir con un montón de gente y hacer huelga de hambre, la hago, porque estoy cansado”.


“Ya llevas tiempo trabajando, tienes experiencia, has demostrado el mérito y de un plumazo… pues te quieren echar”. Parece ser que se cuestiona si tienes capacidad para realizar esas funciones que llevas haciendo durante 12 años, y el que está en fraude de ley, eres tú”.


Aunque los poderes públicos se llenan la boca pidiendo unas condiciones dignas a los empresarios, se olvidan de las condiciones de los trabajadores de las Administraciones Públicas. (La Administración que no quiere ver la viga en su propio ojo).

cadenaser.com

0D9EB031-5D58-4EBC-A0BD-1137B1F43CEC

RTVE – Díez minutos bien empleados (Audio)

Llevan años encadenando contratos eventuales. O lo que es lo mismo cubriendo plazas estructurales. Tienen la misma responsabilidad que un fijo pero ni perciben el mismo sueldo ni tienen los mismos derechos. Son los interinos que trabajan para la administración. Muchos llevan tanto tiempo que rondan los cincuenta y (nos dicen) que viven con miedo porque saben que uno de cada cuatro va a ir al paro. Son 800.000 los que viven pendientes de la justicia europea para conseguir una plaza fija. Esperan un fallo que les permita acceder a una plaza fija.

INTERINOS A PERPETUIDAD – 29/07/19

Siento que no soy más válida que ayer

No es fácil hacer esta entrada. Ya soy válida, a modo Gattaca pero sin análisis genético (no demos ideas), ya sí puedo ser titular de una plaza en educación. Durante 15 años me he sometido a un proceso que ni selecciona a las mejores mentes, ni a los mejores docentes. Un proceso, que como los juegos de azar nos mantiene presos/as, ya que “ganar” es aleatorio y como buen entrenamiento conductista acudimos una y otra vez a probar suerte. A ver si me cae, a ver cuántas plazas asignan, a ver el tribunal, a ver si cae un tema difícil que sólo lleve yo, a ver si les gusta, a ver si me dan los números, a ver si… Cualquier posibilidad de desarrollo profesional y personal queda capado cuando entras en la famosa lista, no podemos tener dos pagadores, no podemos comprometernos en un proyecto, no podemos establecernos en un lugar, no podemos enamorarnos, parir, no podemos… O sí podemos, a base de horas de sueño, renuncias, sacrificios, salud…

Nunca pensé que me tenían que regalar las cosas (si lo pensé, no me acuerdo), nací en cama mullida pero no de oro, sé que la vida es lucha y ni siquiera me desagrada, nunca fui de las que deseó que le tocara la lotería, quería sólo lo que de mi mano dependiera, a los/as trabajadores/as a veces sólo nos queda el orgullo y hay que mantenerlo. Todos/as hemos hecho renuncias y hemos tragado bilis por mantener el pan, no nos considero los peor tratados en esta sociedad pero sí tenemos derecho a denunciar nuestro maltrato particular. He sido profesora (ni buena, ni mala… de las que se lo curran) durante 15 años, pero ahora hay un papel que dice que soy profesora. Mi desempeño no va a cambiar sustancialmente, seguiré con inestabilidad, con problemas de conciliación (mi tiempo de servicio se pone a 0), con clases masificadas, sin recursos, aplicando leyes anti-educativas, acudiendo a las mismas reuniones, cobrando lo mismo… El cambio, brutal, es que no me obligarán a ir a otra convocatoria absurda a demostrar que estoy capacitada para hacer lo que ya hago.

Descendientes de Sísifo

Ya sabéis que adoro a Sísifo, con su puñetera piedra, y que acepto el absurdo de la vida, pero el de verdad, el del abismo y el vértigo y el de Cronos que nos devora. Por eso no puedo soportar que un proceso semejante, que me ha tenido cautiva 17 años de mi vida, se haya casi cargado aquello que mete algo de sentido a esta nada. Amo dar clase, respeto a mis alumnos/as, creo en la educación y la palabra como vía para acrecentar la vida, y como digo, casi me derrotan (por no hablar de los méritos, “méritos”, cursos de mierda, proyectos basura, publicaciones patera, máster del universo, casi consiguen que me ponga a estudiar inglés estos cabrones… no he aprendido nada, he tenido que duplicar mis horas para seguir formándome en lo que de verdad repercute en el aula y en la calidad de la enseñanza que le ofrezco a mi alumnado, con mi dinero, todo, lo útil y lo inútil).

Si hubiera tenido otra vía profesional a mano hace 6 años la hubiera tomado, y creo que podría haber sido buena profesional en otros campos, pero soy un animal de aula. No siento alegría, sé que hay que estar muy “pallá” para no alegrarse, pero mis emociones son otras. Sentiré alivió (cuando el alien que nos aprieta las cervicales a todos/as los/as opositores se vaya retirando poco a poco), sentiré pertenencia si puedo permanecer en un centro algunos años… Pero ahora siento todavía la falta de respeto de este país a sus docentes (esto no desaparecerá), la falta de comprensión hacia nuestras reivindicaciones desde los/as propios/as compañeros/as (de entre todos los argumentos que he escuchado estos años hay uno que es el que más me aturde, es cuando alguien considera que como él/ella pasó por lo mismo, es correcto que otros sigan pasando por ello), seguiré luchando para que nadie tenga que pasar lo que mis compañeros/as y yo hemos pasado para llegar a ser considerados docentes con derechos, no es necesario, no es justo… y por supuesto siento que no soy más válida que ayer, y que mis compañeros/as que en esta tampoco han sido agraciados, para la misma administración que los ha vuelto a escupir, serán magníficos docentes en septiembre para tapar la ineficacia de dicha administración y aplicar respiración asistida a esta educación pública andaluza que nos agoniza. No válido en julio, válido en septiembre, para el mismo puesto en la misma administración, reflexionen. Me voy a tomar una cerveza, no para celebrar que tengo plaza sino para celebrar que, por poco, no pudieron conmigo.

www.facebook.com

Funcionarios en funciones

Hospitales, colegios, institutos y ayuntamientos difícilmente podrían levantar la persiana sin sus interinos


Si mañana no se presentaran en sus puestos de trabajo, el caos se apoderaría de hospitales, ayuntamientos, servicios públicos… Son funcionarios interinos, eventuales, temporales, pero solo sobre el papel. La realidad es que su trabajo es fundamental en el engranaje de servicios básicos como la sanidad y la educación, y las plazas que ocupan, estructurales.


Funcionarios en funciones

41754074-CFBB-4DC9-ACEE-40D79726D68D

La temporalidad en la Administración toca máximos y ya supera a la de las empresas

No válido en julio, válido en septiembre, para el mismo puesto en la misma administración, reflexionen…

Por otro modelo de acceso a la docencia

En la Comunitat Valenciana están terminando las pruebas selectivas a la docencia. Al final de estas oposiciones el 90% de los profesores con más años de experiencia van a irse al paro (algunos con más de 15 años), y muchos con más de 50 años de edad, por lo tanto, todo lo demás, es un brindis al sol.

El Tribunal Europeo ha avisado al gobierno Español de que la oferta masiva de plazas no soluciona el problema, ya que no garantiza la estabilidad de los profesores que vienen ocupando durante años ese puesto de trabajo (muerto el perro se acabó la rabia), y más cuando el proceso de selección no tiene en cuenta esa situación ya que las pruebas son eliminatorias y además la parte donde uno debe demostrar sus habilidades docentes como es la defensa de la programación y de la unidad didáctica pondera un 40% sobre la parte del “bingo”.

El profesorado con años de experiencia, el cual ha tenido que solucionar muchos problemas en el aula y fuera del aula con sus alumnos, con sus padres o con sus compañeros de trabajo, etc, es el docente deseable, talentoso, de ahí que la Administración Educativa debería establezcan procesos de selección de personal en que se valore principalmente ese Know How y se proteja a estos docentes.

Próximamente veremos cómo a través de estas oposiciones masivas, tiramos al contenedor de la basura docentes con mucha experiencia y preparación, o dicho de otra manera nos desharemos del talento.

Oposiciones a profesorado, una auténtica lotería.

Algo incontestable: el sesgo a la hora de cuestionar las oposiciones docentes o, la experiencia adquirida con los años de aula.


Me pregunto por qué no se hace al proceso de acceso del resto de funcionarios públicos (jueces, policías, bomberos, administrativos, informáticos, médicos, etc.) las mismas críticas que al de los docentes. ¿Por qué tampoco se les pide a ellos evaluaciones periódicas?

Ninguno de las profesiones anteriores y su sistema de acceso, está sometido a tanto escarnio como el de los docentes. Y jamás por parte de sus compañeros. Tampoco nadie pide un MIR de bomberos o administrativos… Tampoco se les pide que hagan tareas administrativas cuando falta un/a conserje, un/a administrativ@ o el personal de limpieza. Debe ser que a los docentes nos alumbra un sol diferente, no sé, un qué sé yo….

www.xarxatic.com